Categories Menu

Tarima exterior de madera

Las tarimas flotantes exteriores de madera suelen ser de, básicamente, dos tipos de madera: por una parte la madera de pino, y por otra, las maderas tropicales como el ipé o el iroko.

Las maderas tropicales se caracterizan por su gran resistencia y sus colores rojizos, por eso, a nivel estético son la mejor opción. El acabado de estas suele ser aceitado, y para que luzca siempre perfecta es necesario un mantenimiento anual.

En el caso de la madera de pino, ésta viene tratada con autoclave para evitar que las inclemencias del tiempo la pudran o envejezcan prematuramente. El pino no se caracteriza por su gran resistencia y estabilidad, por eso es necesario el tratado de ésta, que le confiere un aspecto verdoso, que con el paso del tiempo se torna gris.

El sistema de montaje de las tarimas exteriores se lleva a cabo mediante rastreles nivelados que recibirán la tarima machihembrada a testa con una fijación oculta (la forma de la tarima impide que se vea la grapa) o bien con grapa vista.

Fustalia tiene una amplia experiencia en la colocación de tarimas flotantes (o decks) y ofrece un servicio de mantenimiento para las maderas aceitadas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR